El 26º Encuentro de Coches de Época de Berga apostó por los clásicos descapotables

Cuando llega el día 1 de Mayo los aficionados al mundo de los coches clásicos ya sabemos que tenemos delante el Encuentro de Coche de Época de Berga, organizado por el Clàssic Motor Club del Bages. Este año se alcanzaba la 26ª edición con todas las inscripciones completas con bastantes días de antelación.

Un total de 25 vehículos (cifra pedida por la organización) se encontraban en el Hotel Berga Park a las 9 de la mañana para realizar las correspondientes inscripciones y, como novedad de este año, con desayuno en el mismo lugar para quienes así quisieran. Esta edición los vehículos elegidos eran todos descapotables de antes del año 1985, con todo tipo de modelos y marcas, y con muchos años de diferencia entre los más "nuevos" y los más veteranos.

La ruta por la comarca del Berguedà comenzaba puntualmente sobre las 10 de la mañana, aunque no pudo ser con coches descapotados por el fuerte viento que había durante todo el recorrido. Una vez pasado el pantano de La Baells y a través de un camino asfaltado digno de los mejores eventos de regularidad llegábamos al Santuario de la Nou, donde se realizaba la primera y única parada del recorrido de más de 40 kilómetros por carreteras y caminos rurales asfaltados de los alrededores de Berga.

Tras visitar la iglesia, se continuó hacia San Corneli, bordeando los diferentes alojamientos y almacenes de las antiguas Minas de Cercs. Ya en Sant Corneli nos dirigimos hacia la carretera del Jou, que nos llevó a la carretera de Saldes con la montaña del Pedraforca  frente a nosotros. Una vez de vuelta a la carretera principal, regreso hacia Berga, importante, sin ninguna avería ni pérdida de participantes. Hubo reagrupamiento en la entrada de la ciudad para realizar un pequeño pasacalle para entrar todos juntos en el centro de la población.

Una vez llegados a la Plaza de Sant Pere, los vehículos quedaron estacionados en forma de exposición y los participantes pudieron dar una vuelta por la feria multisectorial. Tras visitar la feria se recogieron los vehículos y, como novedad de este año, se realizó el almuerzo en el mismo lugar de la salida, pudiendo desplazarnos con los vehículos de los propios participantes.

Una comida de hermandad completísima ofrecida por el Ayuntamiento de Berga en el hotel Berga Park puso punto y final a un día espléndido de sol y automovilismo.

Queremos dar las gracias a la Agencia de Desarrollo del Berguedà por su ayuda y apoyo en todo momento y especialmente a Carmen Padrós y su equipo de trabajo, además de todos los participantes por su comportamiento y colaboración en todo momento. Con socios y participantes así es muy fácil organizar encuentros.

Texto y Fotos: Roger Grandía

Ús de les cookies

Aquest lloc web fa ús de cookies perquè tingueu una millor experiència d’usuaris. Si continueu navegant, estareu donant el vostre consentiment per a l’acceptació de les anomenades cookies i l’acceptació de la nostra Política de cookies , cliqueu l'enllaç per a més informació.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies